11/12/12

Aprendemos en la biblioteca

¡Qué gusto da verlos! ¿Verdad?

Los chicos de 4º D de la señorita Cristina Vaquero ¡disfrutando en la biblioteca!

¡Qué maravilla!  ¡Ánimo chicos y enhorabuena!



video

Aprender mecanografía



Desde la biblioteca, estamos enseñando y animando a los chicos y chicas de diez clases de 4º, 5º y 6º de Primaria de nuestro cole, a utilizar un curso de mecanografía gratis por Internet  para que tengan agilidad a la hora de usar el teclado del ordenador y no lo hagan con dos deditos como hasta ahora.

Les está encantando por lo simple que es y lo cómodo que les resulta.
En total son 27 lecciones muy asequibles.

Como curiosidad diremos que algunas seños y algunos profes se han animado a hacerlo, bien porque nunca hicieron uno y les viene estupendamente o bien para recordar viejas clases de mecanografía de aquellas en las que el meñique temblaba cuando se metía entre las teclas de alrededor de la "a".

¡Ánimo a todos ellos!

En este enlace podrás encontrar otros programas y juegos para aprender mecanografía.

55 Ideas de animación a la lectura.


 
 

 
¿No se os ocurre ninguna idea de cómo animar la lectura de tu alumnado?
 
En este documento tenéis, nada más y nada menos, que 55. Esperamos que os gusten y os sean últiles.
 
55 IDEAS DE ANIMACIÓN A LA LECTURA
 


Contar cuentos es importante




Contar un cuento es un extraordinario acto de comunicación entre padres e hijos. 
 
Poniendo un poco de esfuerzo, atención y algo de interpretación contribuimos a potenciar la imaginación de nuestros hijos y les transmitimos valores positivos. Potenciar la imaginación les ayudará a aprender a pensar, a revivir experiencias pasadas, a proyectar el futuro y a aumentar su creatividad.
 
No se trata de llegar a casa después de un día agotador y ponerse a leer el cuento que nos reclamen, sino de COMPARTIR con ellos un apasionante mundo de fantasía. Ver como expresa su angustia ante la pócima de la bruja, sus deseos de llegar al castillo antes que el dragón, sus ansias de salvar a la princesa... y finalmente la recompensa de un final feliz. 
 
Los cuentos infantiles satisfacen y enriquecen la vida interna de los niños puesto que se desarrollan en el mismo plano psicológico y emocional en el que ellos se encuentran. Les proporcionan seguridad porque les dan esperanzas respecto al futuro al mantener la promesa de un final feliz. Les permiten comprender muchos de sus sentimientos, reacciones y actuaciones que todavía no entienden ni dominan y que pueden llegar a angustiarles. Empiezan a experimentar por ellos mismos sentimientos de justicia, fidelidad, amor, valentía, etc.
 
Los cuentos contienen mensajes educativos y valores morales importantes que ellos captan inconscientemente. Si nos lo piden, es importante repetirles el mismo cuento y es preferible contárselo antes que leérselo para así favorecer las relaciones interpersonales. Es bueno un final feliz en todo cuento para hacer surgir la esperanza de que los episodios más o menos desafortunados o desgraciados de su vida irán disminuyendo de intensidad y acabarán por desaparecer.
 
A veces en lugar de un sermón o una reprimenda que muchas veces no entienden, o cuando sufren algún miedo, celos, peleas, mienten, etc., podemos utilizar un cuento para hacerles comprender. Pero sin caer en el error de explicarles por qué le contamos ese cuento y cuál es la conclusión que deben sacar. 
 
¡Dejemos que interpreten el mensaje por sí mismos!